¿Es posible convertir grasa en músculo?

Grasa en Músculo
Last updated:

Tener el propósito de adelgazar, perder peso y convertir grasa en músculo requiere de una dosis de voluntad, sacrificio y esfuerzo, y que se basa principalmente en cambiar los hábitos alimenticios, además de dedicarnos a una vida más activa e incluso deportiva. Pero no son pocas las personas que buscan el camino más corto para perder kilos y siguen un mito que rodea al mundo fitness: el convertir grasa en músculo.

¿Es posible? Rotundamente no. Diversos médicos y nutricionistas, especialistas que conocen del tema, sostienen que es fisiológicamente imposible transformar la grasa en músculo, pues las células que las componen son muy distintas entre sí. Es como querer que los kilos que deseamos perder se conviertan, de la noche a la mañana, en fuerza.

La grasa y la masa musculas tienen tejidos distintos y estructuras moleculares diferentes. La conversión de un tejido a otro es imposible. Por supuesto, este mito pretende tener una base sólida, la cual refiere que el peso que se pierde con el consumo de grasa se compensa con un aumento de la masa muscular. Sin embargo, esto es prácticamente imposible, pues el organismo tiene una capacidad media de generar alrededor de 2 kilogramos de masa muscular en 12 meses, mientras que, de media, se consume la misma cantidad de grasa en una semana.

No son lo mismo

Es importante diferenciar sobre las formas que presentan los músculos del cuerpo: esquelético, cardíacos (corazón) y liso (intestino). El primero posibilita el movimiento voluntario del cuerpo y está unido a los huesos por los endones.

Según la revista Healthline, el esquelético está compuesto de tres fibras musculares llamadas microfibras, que se dividen en largas cadenas de aminoácidos, componentes fundamentales de las proteínas y que tienen un solo componente en su estructura química, el nitrógeno. En tanto, la grasa corporal, o también conocido tejido adiposo, tiene triglicéridos, formados por glicerol y tres cadenas de ácidos grasos. Aunque existen diferentes tipos de grasa corporal, todas tienen en común una composición a base de carbono, hidrógeno y oxígeno.

¿Entonces cómo desarrollo músculos?

Si tus pretensiones son desarrollar músculo y perder grasa a la vez, entonces deberás realizar ejercicios que te ayuden a trabajar la fuerza. Es clave combinar una intensa actividad física con una dieta alta en proteínicas, la cual permitirá la construcción de nuevas células a través de la síntesis de proteínas moleculares.

¿Debes incluir proteínas en dieta balanceada? Un rotundo sí. El músculo se forma gracias a una buena dieta en nitrógeno dietético, el cual está presente en prácticamente todos los alimentos proteicos. Estas proteínas se transforman en aminoácidos que fomentan, posteriormente, en un aumento de la masa muscular.