Gimnasio: ¿aumentar las repeticiones o más peso?

Training Gym Heavy Lift
Last updated:

No pocos centros de entrenamiento pretenden instaurar que para perder peso y grasa corporal es mejor aumentar las repeticiones de trabajo, pero con menor intensidad; es decir, series más largas y con menos peso. Sin embargo, trabajar a una mayor intensidad permite un adecuado progreso del cuerpo humano en una rutina física diaria.

De ahí que surja comúnmente la pregunta: ¿es mejor más repeticiones o más peso? Si comenzaste en un gimnasio, es normal que la duda se instale en uno a la hora de darle prioridad a cierto tipo de ejercicios. Sin embargo, lo cierto es que, si la persona no realiza un ejercicio con el peso óptimo y adecuado, el cual lo incrementa a la par que se incrementa la intensidad, entonces no está trabajando de forma adecuada.

Por ejemplo, realizar un trabajo con un peso que permite hacer tres repeticiones máximas significa para el cuerpo una mayor intensidad que si se trabaja con uno que permita hacer 8, y más que si nos permite hacer 15. Porque si una persona trabaja a 15 repeticiones, con series más largas, y menos tiempo de descanso, la sensación de saturación y congestión muscular será mayor, pero no tendrá que ver con el hecho de mantener la masa muscular ganada mientras se pretende reducir la grasa corporal.

¿Es mejor más repeticiones o más peso?

Se suele relacionar, de forma errónea, que un ejercicio más duradero, que conlleve muchas repeticiones, permitirá quemar más grasa corporal. Es decir, a mayor intensidad aplicada en los entrenamientos, en cargas altas a bajas repeticiones, mayor masa muscular se ganará; por tanto, a mediano plazo, la grasa que se queme será mayor.

Las fibras que pueden aumentar su tamaño, que interesa mantener cuando una persona pretende ejecutar un plan de pérdida de grasa, son aquellas con mayor umbral de excitabilidad. Es decir, aquellas que requieren una mayor intensidad para ser activadas. Si se aumenta demasiado el número de repeticiones irremediablemente se disminuye, y de forma considerable, la intensidad, de manera que la persona corre el riesgo de no llegar a activar precisamente este tipo de fibras que se ha estado trabajando.

Para conseguir un buen tono muscular y quemar grasa responsablemente se debe anteponer el peso y la calidad en cada ejecución en reemplazo de las indefinidas repeticiones ligeras. Con esto, la persona puede generar mayor hipertrofia muscular, que es clave para aumentar la quema de grasa, fuera de la dieta que cada uno decida seguir para conseguir su objetivo físico.

Por tanto, aumentar las repeticiones no servirá en un entrenamiento para quemar grasa si la intensidad de trabajo no la acompaña. Con ejercicios de buena intensidad, con 6 a 12 repeticiones, con velocidad y cadencia, se podrá quemar mucho más grasa en un plazo determinado.

Sources: