¿Qué comer antes de ir al gimnasio?

Comida antes entrenamiento

La dieta es importante para conseguir nuestros objetivos durante el entrenamiento. Antes de cada sesión, es vital dotar del combustible necesario a nuestro cuerpo para que pueda cumplir con la demanda física que una rutina de ejercicios exige. En primer lugar, se debe conocer que el músculo utiliza ATP (adenosin trifosfato) como unidad de energía que le permite contraerse. Este ATP puede derivar de diferentes sistemas como la Fosfocreatina, la cual que permite el almacenamiento de energía en el músculo y libera ATP o energía rápidamente pero se agota prontamente. Libera energía en trabajos anaeróbicos, es decir, en ausencia de oxígeno.

Luego tenemos el sistema anaeróbico donde la energía deriva de la descomposición del glucógeno y el principal sustrato para obtener la energía son los hidratos de carbono; y el sistema aeróbico que se produce en presencia de oxígeno y tiene como principales sustratos de energía no sólo a los hidratos, sino también a las grasas y en ocasiones, a las proteínas.

El músculo obtendrá energía de cada uno de estos sistemas, dependiendo de la intensidad y duración del ejercicio. Así, en actividades intensas, al comenzar el esfuerzo se usará el sistema de fosfocreatina, si el esfuerzo continúa se usará el sistema anaeróbico para descomponer glucógeno y si la actividad se prolonga la energía comenzará a obtenerse de los hidratos por medio de la descomposición aeróbica del glucógeno.

Entonces, si realizamos actividades de fuerza, potencia o resistencia anaeróbica, por ejemplo: alzar pesas, saltar, lanzar peso, correr tramos cortos y rápidos, la energía derivará del sistema de fosfocreatina primero y de los hidratos sobre todo.

Alimentación antes del esfuerzo

Leche y huevos - Gimnasio

En todo momento los hidratos cumplen un papel fundamental si queremos que el músculo encuentre suficiente combustible para responder al entrenamiento, por ello en la dieta previa al esfuerzo no deben faltar alimentos ricos en hidratos complejos: pan, patatas horneadas, pasta al dente, cereales, algo de fruta u otros hidratos en donde el porcentaje de azúcares sea escaso.

Por ello, si hablamos de la comida previa a una sesión de gimnasio o a la realización de la rutina de musculación, lo ideal será comer unas 2 horas antes estos alimentos que siempre deben acompañarse de líquidos y poca cantidad de proteínas de buena calidad, por ejemplo: jamón, queso, yogur, leche o huevo. Deben limitarse las grasas porque retardan demasiado la digestión.

Por otro lado, si nos referimos a los alimentos antes de una sesión de ejercicios para quemar grasas, lo recomendado será comer 3 horas antes como mínimo, de manera de favorecer la utilización de grasas al momento del esfuerzo por agotar más rápidamente las reservas de glucosa. Asimismo, es fundamental mantener una buena hidratación y reducir levemente la carga de hidratos así como erradicar los azúcares simples en la comida previa.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *